Nunca nadie había conseguido lo que los hermanos Scott han realizado en el mundo del diseño de interiores: hacer que gente de todas partes del mundo se interesen no solo por el interiorismo, sino por un proceso tan caótico como el relacionado con las reformas desde el inicio de la misma, pasando por los problemas que se pueden encontrar, hasta el producto final y crear un fenómeno televisivo sin precedentes.

Dentro de uno de sus innumerables shows, y probablemente uno que más engancha a la audiencia, es su programa “Brother vs Brother” temporada 7, en la que los hermanos intervienen en reformas rivales para ver quién es el hermano que con su diseño consigue obtener más beneficio en su reventa. Durante la última temporada, Drew y Jonathan han decidido abarcar su proyecto más ambicioso: reformar dos casas históricas de más de 2.000.000$, invirtiendo finalmente una cantidad hasta ahora nunca asumida por ellos mismos para conseguir crear dos casas de lujo imponentes valoradas en más de 5.000.000$

Fuente: Equipe Cerámicas